Jesús Calvo, un cura al servicio del diablo

miércoles, 13 de julio de 2016

Un cura al servicio del diablo, de vez en cuando algún cabrón de la España más miserable sube al monte a gritar a los cuatro vientos lo que son.

 Hemos visto en estos días una fuerte polémica respecto a la desgraciada muerte del torero Víctor Barrio, este hecho ha despertado motivos de conversación en múltiples foros, lo cual ha llevado a fuertes enfrentamientos entre taurinos y antitaurinos. Han habido desafortunadas afirmaciones de un número insignificante de usuarios respecto a la muerte del torero, algo reprochable sin lugar a dudas, pero reprochable y punto, si hubiera que llevar ante un juez todas las barbaridades que se dicen, por ejemplo, las de un tal Jesús Calvo y párroco de profesión, no habían cárceles para tanto preso.

También hemos podido ver en estos días como desde el mundo de la tauromaquía se ha culpabilizado de estos hechos a asociaciones animalistas y antitaurinas, cuyo principal objetivo es alibiar el sufrimiento de los animales, es impensable que un animalista se alegre de la muerte de un ser humano (un animal más), lo han manifestado una y otra vez. Al final lo que cuenta para los taurinos más aferrimos y lo que se ha vertido en los medios de comunicación es que esos desafortunados comentarios son obra de estas asociaciones.

Como consecuencia de estos hechos la Fiscalía General del Estado está investigando a los autores de los comentarios ofensivos hacia la figura del torero.

Esperamos la misma ligereza y contundencia por parte de la Fiscalía a las palabras vertidas por Jesús Calvo,  párroco del municipio de Villamuñios, el cuál afirma sin pelos en la lengua lo siguiente: “La vida de cualquier torero vale más que la de todos los rojos”, básicamente quiere decir que si metemos a todos los rojos en un campo de concentración y los gaseamos, no pasa nada.

No termina ahí y continúa echando heces por la boca: “Creímos ingenuamente que a base de educación, magnanimidad y perdón, España se curaría del cáncer que la aquejaba. ¡Craso error! Las células enfermas permanecieron aletargadas durante años, pero han renacido y podrido España de nuevo”.

Enferma y podrida está la mente de este señor. Desde Diario República respetamos con total fervor las creencias de cada uno, pero es imposible evitar arremeter contra semejante diablo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario