El gobierno andaluz se arrodilla ante los manifestantes de las mareas blancas rectificando las órdenes de fusión hospitalaria

martes, 31 de enero de 2017
La presencia de los miles de andaluces que apoyaron las mareas blancas y que a viva voz clamaban por una "sanidad pública y de calidad" logran en parte su objetivo, especialmente en Granada y Huelva. El gobierno andaluz hoy martes se ha visto obligado a derogar las órdenes de fusión hospitalaria ante la amenaza de más movilizaciones multitudinarias. Granada, principal foco de las protestas, ha logrado una gran repercusión social y entusiasmo contagioso en otras ciudades como Sevilla, Huelva, Cádiz, Jerez de la Frontera y Málaga. Han logrado poner contra las cuerdas la credibilidad del gobierno de Susana Díaz y desmontar el palabrerío de la presidenta andaluza que una vez tras otra se jacta de decir que la sanidad pública andaluza es de sobresaliente, los andaluces no opinan lo mismo, los miles de manifestantes del pasado 15 de enero en Granada, Huelva, Málaga y Sevilla sin duda la suspenden.

A este paso atrás del gobierno andaluz acompañan dimisiones, del viceconsejero de Salud, Martín Blanco y del gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, según el gobierno andaluz en "un ejercicio de generosidad", para que avance el diálogo.

El portavoz del gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, con enorme grado de orgullo niega que esta decisión tenga algo que ver con la presión ciudadana, se vanagloria afirmando que el presupuesto sanitario ha aumentado en los últimos tres años un 13,4% y desde su mundo imaginario afirma que "en Andalucía no hay recortes y quien lo diga, está mintiendo". Señor portavoz, no llames mentiroso al pueblo que te da de comer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario