El Ministerio de Defensa presta una estatua de Franco a la empresa privada GASELEC para su exhibición

miércoles, 1 de febrero de 2017
Pasarse la Ley de Memoria Histórica por el forro, una vez tras otra sin ningún tapujo, este es el caso del Ministerio de Defensa con la empresa eléctrica GASELEC encargada de distribuir la electricidad en la ciudad autónoma de Melilla. Cualquier argumento es válido para mantener viva la llama de Franco, eso pensarán desde el Ministerio de Defensa que pagamos y mantenemos todos los españoles y que no tiene otra cosa que hacer que ceder una estatua de Franco a una fundación privada para su exhibición con la excusa de que hay un marco legal que permite "menciones" consideradas "de estricto recuerdo privado".

Hasta el año 2020 se encuentra en vigor el contrato con GASELEC, informan desde el Ministerio de Cospedal, un monumento que fue retirado tardíamente de la ciudad de Melilla, agosto de 2010. Se trataba del último monumento de Franco a caballo expuesto en la calle y cuando fue retirado de la vía pública en lugar de ser destinado a un chatarrero, el Ministerio de Defensa lo cedió a GASELEC para que desde el año 2010 luzca la sangrienta sombra del dictador en el patio de la empresa privada.

Franco no podía estar solo en las instalaciones de GASELEC y por eso le acompaña otra estatua del general golpista Juan Yagüe alias "el carnicero de Badajoz" y también cedida por el Ministerio de Defensa, GASELEC no solo distribuye electricidad también distribuye odio y el Ministerio de Defensa es cómplice directo de ese odio.

Melilla es la única ciudad española que aun continúa exhibiendo una estatua de Franco vestido de militar en la vía pública, el monumento que está descojonándose de risa de la Ley de Memoria Histórica es fruto de orgullo para algunos miembros de las fuerzas de seguridad como el caso de los antidisturbios que la eligieron para fotografiarse y así rendir pleitesía a su querido dictador.






No hay comentarios:

Publicar un comentario