El Gobierno de Pedro Sánchez anuncia que Franco será exhumado el 10 de junio y la incertidumbre de que un nuevo Gobierno dicte lo contrario

viernes, 15 de marzo de 2019

Este es el cuento de nunca acabar, Franco está muerto y bien muerto y aún así parece que todavía anda por los despachos administrativos y judiciales dando órdenes.

¿Tantas trabas para exhumar los restos de un dictador sanguinario?, un Gobierno sin autoridad suficiente para desterrarlo de una vez por todas del Valle de los Caídos y del imaginario colectivo, no hay excusas, no pueden haber trámites administrativos ni judiciales que puedan interponerse en el camino de una realidad tan evidente: verdad, justicia, memoria y reparación para los cientos de miles de personas víctimas de sus atrocidades.

El 10 de junio es la fecha fijada por el Gobierno, una auténtica ridiculez teniendo en cuenta que un cambio de Gobierno a la derecha cambiaría "la norma" y así perpetuaría más la presencia del dictador en sus aposentos de muerte.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, ha anunciado la fecha y que será enterrado en el panteón de El Pardo, un panteón de "titularidad estatal" pero con "arreglo a los criterios de que reúne las condiciones idóneas de seguridad para recibir con respeto los restos".

Asímismo la Vicepresidenta a añadido que "la importancia de que el Valle de los Caídos permanezca como un centro de memoria y recuerdo de las víctimas" y que "Franco perturba que sea un centro de respeto a las víctimas".

Y ahora el pez que se muerde la cola, la Vicepresidenta continúa afirmando que la exhumación de Franco tiene que hacerse con "cualquier gobierno que esté en esa fecha, a no ser que cambie la norma, lo tiene que hacer".

Por otro lado Ciudadanos ya deja clara su postura y sus intenciones en caso de formar parte del nuevo Gobierno: "para el 10 de junio, Sánchez y el Frankenstein de nacionalistas y populistas serán también parte del pasado".


No hay comentarios:

Publicar un comentario